21 de noviembre de 2012

Rápido y fácil: un bolso de trapillo

Este sábado, al terminar la clase de patchwork en la merceria "El Taller de la aguja y el dedal", en Alcorcón, compré un ovillo de trapillo... hacía mucho tiempo que tenía ganas... mucho tiempo... y muchas ganas... me resistí todo lo que pude pero al final ¡lo compré! y me alegro de haberlo hecho.

Últimamente tengo la sensación de que vivo en un bucle poco satisfactorio: me levanto, trabajo una extensa y estresante jornada laboral, ceno, duermo poco... y vuelta a empezar. Así que este fin de semana planeamos que iba a ser de descanso: comer, dormir, pasear, ver pelis.

Por otro lado, no puedo estar quieta-quieta, salvo que esté durmiendo, he de estar al menos semi-quieta. Creo que muchas de vosotras entendéis a lo que me refiero.

Y aquí entra el trapillo, mientras esperaba a mi chico al salir de la clase del sábado empecé con la labor y me cundió mucho más de lo que esperaba.



Después de la "siesta de Padre Nuestro, pijama y orinal" me puse en modo multi-tarea y dediqué un rato más a terminar la labor mientras veíamos la tele... esto es semi-quieta.

Y esto es lo que resultó:



Con un ovillo queda un tamaño mediano, empecé probando y hasta donde llegara la hebra. Hice una base de bolso muy alargada y en seguida me di cuenta de que el ovillo no daría para subir mucho, quedaría un bolso "perro salchicha". Así que lo deshice y volví a empezar con una base más pequeña y subiendo mientras incrementaba el alcho. Al final sobró unos 20cm ;-)



He metido la tablet en el bolso y junto a un juego de desayuno os podréis hacer una idea del tamaño.



Aunque el bolso queda fenomenal, le falta algo, una chispa de alegría, un detalle. Y ese detalle es este broche de fieltro rojo, y a un llavero a juego. ¿a que queda más alegre?



El broche se puede soltar y poner en otro bolso, prendido de una chaqueta, pañuelo, en fin, donde queramos.



Y el llavero fue una prueba de colgar y colgar adornos, si dejaba sólo el pájaro iba a resultar aburrido, pero con los demás abalorios de madera y fieltro le da otro toque. 



Este ha sido un fin de semana de descanso y fructífero ;-) os animo a hacer trapillo a todas las que no lo hayáis probado, es fácil y cunde muchísimo!

Besos para tod@s

10 comentarios:

Lourdes dijo...

Es una monada con este broche, tiene la misma forma que el que yo hice, pero en este color me encanta sobretodo mezclado con el rojo. Un abrazo y feliz siesta (cuando puedas).

arish dijo...

Te ha quedado fenomenal y el toque final también . BESICOS.

Ruth dijo...

¡Qué chulo te ha quedado! ¡Enhorabuena! Por lo demás, comparto tu "teoría del bucle"... y también lo de semi-quieta: descansar no quiere decir "no hacer nada", sino hacer lo que a uno le gusta cuando quiere :)
Saludos.

Patri dijo...

Madre mía!!!

Eres un portento, sabes de to!!¿hay algo que se te resista??

Un bolso de "trapillo" así como si hacerlo estuviese chupado...otra cosa para la lista de pendiente de aprender...

Si que te cunden los descansos...

Besotes!!

Lola y su Buhardilla dijo...

La reina de las ideas ataca de nuevo!!
dice, "un bolso de trapillo" que suena fatal....pero mira el resultado, ¡qué moooonoo!
Y tú que sabes hacer de todo. ¿Hay algo que se resista? Espero que no, así veo todos tus trabajos.
Un beso enorme y "descansa" de esta manera.

teresa (vicky) dijo...

Hola gracias por participar en mi sorteo, seguiré visitando tu blog tienes cosas muy interesantes, suerte

Eva dijo...

Una preciosidad de bolso. Besos.

monicapatch dijo...

Te ha quedado un bolso muy bonito y con los adornos de fieltro mucho más personalizado. El llavero-pajarito me encanta, sencillo pero muy, muy bonito. Está muy bien que seas unas manos-inquietas, porque haces unos trabajos preciosos.
Besos!!!

Maribel Diaz dijo...

¡Que bonito te ha quedado el bolsito!
el color ¡me encanta!
un fuerte abrazo.

Miriam dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, me alegro de que os guste :-)