25 de mayo de 2012

Cama de Nico

Hola de nuevo!! ¿Cómo llevais la semana? Ánimo que ya queda poco para el fin de semana, espero que este finde me cunda y cosa mucho porque llevo unos días bastante perezosa.

En mi último post os presenté a mis peques, ahora os voy a mostrar la camita que le hice a Nico. Pensé que los dos podrían dormir allí, porque hay espacio suficiente, pero Tana duerme en la cama acurrucada entre mis piernas así que por las noches me muevo poco.


Siempre me han gustado las telas con animales, especialmente gatos, y dejé esta reservada para hacer algo especial, y llegó la ocasión cuando adopte a Nico. ¿A que es una tela muy mona? Además, Nico se parece al gato de la tela, ambos son rubios jejeje y el color de la tela hace juego con la habitación... es perfecta!


Es muy fácil de hacer. Sólo hay que montar dos piezas: la base y las paredes. La base es un rectángulo, cortais dos telas y el foam como relleno. Colocáis las tres capas, primero las telas cara contra cara y después el foam. Coséis alrededor dejando un trocito sin coser para poder darle la vuelta y dejar el foam dentro y las telas en el exterior.

Para las paredes se hace igual, la altura es la que vosotras queráis para la camita y el ancho es la suma de los lados de la base, su contorno.


Si queréis aplicar dibujos o hacer piecing en alguno de los laterales sólo teneis que medir y marcar el ancho de cada lateral en la tela que hará de pared para que los dibujos queden bien centrados. 

Cuando hayais terminado de aplicar y trabajar las piezas que forman los bloques montáis la pared igual que la base: colocais la tela exterior e interior cara a cara y a continuación el foam. Coséis alrededor dejando unos centímetros para dar la vuelta a todo y dejar las telas por fuera y el foam en el interior.

Ahora hay que planchar las dos piezas y cerrar los trozos que hemos dejado sin coser. Acolcháis los dibujos que elijáis y también hacéis una costura en las esquinas de las paredes para que la forma se adapte mejor a la base. Coséis los extremos de la pared dejando la pieza cerrada como un tubo y después la coseis a la base.

 Aunque a Tana no le gusta dormir en ella, es muy curiosa y juega saltando dentro una y otra vez.


Tranquilo Nico, volveré a llevar tu camita a la habitación, solo la he sacado para hacer unas fotos.


Espero que os haya gustado y os animéis a hacerle una camita a vuestras mascotas. Hasta pronto, besos!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonita la cama. Ahora solo me falta el gato y un juego de sábanas mini...jejeje! Enhorabuena por el trabajo.

patri dijo...

Que chuli!!!
Esos gatos son unos mimados!!!
La idea me encanta, la camita me encanta...vamos que culo veo culo quiero!! habrá que adaptarla para mi perrita....un poco mas bajita... resistente ( hace jirones lo que pilla...)
pero no he encontardo la tela ideal...habrá que buscar...que nervios!!
Se me acumula el trabajo!!(se lo que estás pensando) y no pienso comprometerme por escrrito...como otras inocentes!! jajaja
Un beso y unos achuchones gatunos!